Aplicando el método científico

Pues no trajo cola aquel “Fin de la historia” del señor Fukuyama. Todo un acto de generosidad, ingenuidad y optimismo hacia el ser humano y el sistema, o eso quiero creer.

La ciencia económica y la ciencia en general basan todos sus estudios y métodos en una creencia, un paradigma, todo lo miran a través de ese supuesto, de esa creencia y se limitan única y exclusivamnete a ello.

El paradigma de la ciencia económica y entendiendo paradigma como decía Khun, que es herramienta, sí un paradigma es una herramienta; y la herramienta que llevamos utilizando todo este tiempo es la monetaria. Y todo lo basamos en dicha herramienta.

Siguiendo paradójicamente el método científico, nos daremos cuenta que uno de sus máximos supuestos es avalado precisamente por este paradigma. Y no es otro que: todo experimento que falle un gran número de veces en un mismo lugar es una evidencia científica.

Así que el sistema monetario es una evidencia científica de fracaso puro y duro. Llamémosle como queramos, comunismo, capitalismo, liberalismo, socialismo…

La tribus y los estados más evolucionados jamás tuvieron una idea y concepción del mundo total, holística, integral. Jamás vieron a vista de pájaro el sufrimiento de otros pueblos, otras naciones y realidades. Faltaba esa visión para tener empatía.

Ahora sabemos de nuestra capacidad y limitacion de recursos. La consciencia humana ha ido creciendo con esa visión, ya no vemos enemigos, ahora vemos hermanos. Ya no es una cuestión de luchar sino de cooperar, porque si siguiéramos luchando no estaríamos evolucionando, estaríamos involucionando. Sería algo regresivo y entonces sí que volveríamos a la tribu.

El sistema capitalista no permite cooperar como hermanos, se ha quedado estancado en un algo frío, sin vida, sin sentimientos. La moneda del futuro no es esa cosa fría y cibernética que no ve ni siente; es la mirada transparente y limpia que mira a los ojos de la otra persona.

Nacho Rivera

Anuncios

2 pensamientos en “Aplicando el método científico

  1. Así es amigo, en las relaciones personales no sólo nos sirve el paradigma monetario, porque si todo lo basamos en el dinero al final nos perdemos en frías transacciones e intercambios de favores e intereses. Quizás la crisis que vivimos nos haga ver quiénes somos realmente, qué queremos y adónde queremos llegar no ya como civilización, sinó también como seres humanos concretos, singulares, que somos capaz de volvernos a comunicar mirándonos a los ojos.

    • Gracias por el comentario.

      Cierto, esta crisis es un claro ejemplo del fracaso, pero también una muy buena oportunidad, cómo muy bien apuntas. Seguiremos caminando…

      Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s