Frivolización autonómica

La política se basa en ayudarse unos a otros en aras de una mayor cuota de poder, que beneficie y satisfaga a todos. Sí, cuanta estupidez, y que pocas ganas de pensar en el pueblo. ¿Pueblo? ¿ Y éso qué es?

Nuestro Gobierno, bueno, vuestro gobierno, necesita apoyos y que mejor manera que soltando la pasta de todos. Pasta que en un mundo ídilico, mira que soy ingenuo, se repartiría equitativamente y se intentaría ayudar a los más necesitados. Pero la lógica y la cordura están prohibídas para la casta política.

Las autonomías deberían ser financiadas dependiendo del grado de eficiencia que se hiciera de dichos fondos. Las más rentables y creativas serían recompensadas. Las otras obtendrían un mínimo y no sería mejorado mientras no se observase una buena práctica de la gestión de dichos recursos y una impecable transparencia de los mismos.

Y no por razones de poder político, algo que debería ser delito. Los recursos del estado son fruto de los impuestos que sufrimos todos los españoles. Nunca deberían de ser herramienta de pactos y compadreos varios. Que menos que hacer un buen uso, digo yo.

Perdón por la ingenuidad…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s