Falsos sabios…coleccionando datos.

Por eso debo bajar a las profundidades como tú por la noche, astro

exuberante de riqueza, cuando transpones el mar para llevar tu luz

al mundo inferior. Como tú, yo debo descender, según dicen los

hombres hacia quienes quiero dirigirme.

¡Bendíceme, por tanto, ojo apacible, que puedes ver sin envidia hasta

una felicidad demasiado grande!

Bendice la copa que quiere desbordarse, para que fluyan de ella las

doradas aguas, llevando a todos lados el reflejo de tu alegría!

¡Mira! Esta copa quiere vaciarse de nuevo y Zarathustra quiere volver

a hacerse hombre.

…Así empezó el descenso de Zarathustra.

Este “descenso” de Zarathustra es tan único y tan significativo que, excepto que cada hombre sabio tenga el mismo coraje, el destino de la humanidad no puede ser cambiado.

La sabiduría no es la colección del pasado, la sabiduría es la experiencia de la renovación constante de la vida. La sabiduría no junta el polvo de las memorias, permanece como un espejo claro, reflejando lo que está siempre fresco, siempre nuevo, siempre en el presente.

Sabiduría y libertad son dos aspectos de la misma moneda.

Zarathustra está bajando de las montañas para decirle a la gente que la sabidu­ría no es un sinónimo de conocimiento, de hecho el conocimiento es exactamente lo opuesto a la sabiduría. La sabiduría es la desaparición del ego. El conocimiento te llena de información. La sabiduría te vacía absolutamente, pero ese vacío es un nuevo tipo de plenitud. Es un espacio.

Lo que es único en él, es que aún ama a la humanidad, no hay una condena para la gente dormida, ciega, hay una tremenda compasión por ellos, está descen­diendo porque ama la vida. No está en contra de la vida.

Estar en contacto con seres humanos reales es una experiencia totalmente diferente, es una prueba de fuego para tu amor, es muy fácil amar a Dios, es muy difícil amar al hombre.

No cuesta nada amar a Dios, se necesita tremenda comprensión para amar a un hombre.

“Yo os anuncio el Superhombre

El hombre es algo que debe ser superado,

¿qué habéis hecho para superarlo?”

Nadie ha dicho tan agudamente, tan claramente, que el hombre tiene que trascenderse a sí mismo, que tiene que ir más allá de sí mismo que el hombre es algo que debe ser superado, no debes estar satisfecho sólo con permanecer hom­bre. Debes moverte más allá de todo lo que es humano, todo lo que está dentro de ti pertenece al hombre.

Ser un Superhombre significa soltar tu mente, soltar tus ideologías, soltar tus instintos, soltar tu inteligencia, moviéndote totalmente más allá de tus concepcio­nes acerca del hombre.

Adolf Hitler, un retardado mental no fue capaz de entender tan valiosas palabras. Pero éste las proyectó con su nulo entendimiento, provocando la segunda guerra mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s