Defendiendo mi no intelectualidad

Miedo a la libertad de pensamiento
Miedo a la libertad de pensamiento

Desde que emergió a la opinión pública esta crisis, que todos ya intuíamos hace años;  escucho de manera muy repetitiva la palabra intelectuales, y no sé por qué razón, pero me entra un gran escalofrío.

En nombre de la intelectualidad se han cometido tantos crímenes… Porque,… Quién es la intelectualidad ¿En nombre de quién hablan y a sueldo de quién? ¿Tengo que creérmelo como dogma de fe? ¿Alguien está ahí para defenderme de ellos?

Desde Sócrates a Galileo, pasando por Einstein o por qué no, Ken Wilber, -ah, que no saben quién es, pues pregunten a la intelectualidad que viven del paradigma y del pensamiento único- a todos ellos se les ha menospreciado en el mejor de los casos, en otros como a Galileo y Sócrates, se les invitó  pasar a mejor vida…

Pero es natural y lógico, quién va a entender a un Buda, a un Jesús, a un Einstein. Un tonto sólo puede entender a otro tonto. Estas personas no estaban al alcance de cualquiera. Pero a veces hay que apartar la mente y escuchar con el corazón. Igual no entiendes nada, pero seguro que intuyes que estás ante alguien excepcional.

También hay famosos intelectuales como Martin Heidegger, amigo y simpatizante de Hitler y el nazismo. Luego se arrepintió pero el daño ya estaba hecho. O Hegel que sin saberlo posiblemente, dio origen al nazismo y al comunismo.

Por todo ello, y como precaución, dudemos de esos que se llaman intelectuales. Sobre todo de los que viven de la subvención y de lo políticamente correcto. Será una buena medida y un desafío contra todos aquellos  que quieran pensar por nosotros.

Anuncios

4 pensamientos en “Defendiendo mi no intelectualidad

  1. Fantástica reflexión. La cosa consiste en dar importancia a las voces de referencia que otros deciden que son eso, voces de referencia. Mientrás nos vamos debilitando y cada vez vamos creyéndonos que nuestras reflexiones nada valen y que necesitamos a ellos, a los intelectuales para que nos alumbren. Pero de pronto hay reflexiones como la tuya que nos advierten del peligro. Gracias

  2. Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos…
    Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
    Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
    Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
    Hoy puede ser ciencia ficción…tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar…hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
    Carlos González
    P.D Mi blog es: http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar en mi blog

    • Gracias Carlos. El comentario que me dejas ya dice muchísimo. Es un tema que he reflexionado bastante y coincide totalmente con lo que comentas. Fabricamos consumidores-productores, toda la educación va en esa dirección. Les despojamos de cualquier tipo de creatividad, les marcamos el camino y les negamos el florecimiento interior. Estamos fabricando máquinas.

      Me encantará leer tu libro y ponernos en contacto para ver lo que podemos hacer… Ha de volar y mucho.

      Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s