Visacracia, involución política

tuvoto4¿ Qué sentido tiene elegir entre dos chimpancés ? -Perdonen los primates por la comparación-

Era un tipo pequeño, tanto de estatura como de inteligencia. Ello le marcó de por vida. Sufría de un enorme complejo de inferioridad, el cual suplió a base de ingentes dosis de maldad, astucia y ambición desmedida.

Su maltrecho ego necesitaba reconocimiento, necesitaba el voto. Como no podía ser de otra manera se hizo político. Apenas acabados sus estudios de bachillerato se enroló en el partido. Siempre recordaba lo que le decía su madre, – Hijo mío hazte político, ellos no tienen que dejar su tierra e irse a vivir a un gueto como nosotros.

Debido a su carácter asustadizo y cobarde, aprendió a observar a los demás y a darse cuenta de lo fácil que era manipular. Ello le sirvió para subir rápidamente por las cloacas del partido. Sin compasión ni remordimientos iba sorteando a todo el que se le ponía por delante. La mentira formó parte de su modus vivendi. Decía lo que el pueblo quería escuchar, y estos le votaban. Qué fácil y estúpidos, pensaba él.

Sin darse cuenta llegó a la alcaldía de su ciudad. A base de castigos y recompensas fue construyendo su particular reino en el extrarradio.

Sus cuotas de poder eran enormes, como enormes eran los amigos subvencionados que le debían algún favor. Y como el que no quiere la cosa se encontró presidiendo la región.

Su nivel de vida era elevado. Sus hijos iban, como no, a colegio de pago. Su coche a cuenta del contribuyente, así como su casa, sus viajes, sus comidas…

Todo lo que ganaba iba íntegro a su cuenta en una caja local que dirigía un amigo del partido.

Construyó un mundo a su medida, pudo salir del gueto y sus hijos y nietos no tendrían que ser humillados por su lengua y procedencia.

A esto le llamaron democracia, sufragio universal; y fue aceptado por todos, por los siglos de los siglos.

Buda al salir por primera vez de palacio, se impresionó tanto de la miseria y pobreza que vieron sus ojos, que ya nunca más regresó.

Nuestros políticos  hacen todo lo contrario: Nunca más regresan a la calle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s